Flores de Bach

Un terapeuta oficial de Bach Fundation del centro

Las Flores de Bach son unos preparados oficinales en forma de gotas que se utilizan como terapia positiva para tratar distintas afecciones emocionales como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones entre otras. Las esencias naturales de las flores de Bach son formuladas a base de flores y plantas siendo una terapia simple, natural y eficaz destinada a equilibrar estados emocionales que están en desarmonía.

Se preparan siempre de manera individual y personalizada. Tiene múltiples aplicaciones pudiendo  emplearse como terapia única o como terapia complementaria a otros tratamientos tanto físicos como psíquicos.

Esta terapia fue desarrollada por el Dr. Edward Bach a principios del siglo pasado. Edward Bach fue médico clínico, cirujano, especialista en el sistema inmunológico y más tarde convertido a la homeopatía cuyos estudios e investigaciones le llevaron a concluir que cualquier enfermedad tiene un origen emocional que, si persiste en el tiempo, terminará por debilitar el sistema inmunológico y con ello favorecerá la aparición de distintos tipos de enfermedades. Según su teoría, las flores de Bach trabajan sobre el campo emocional de las personas, sanando aquellos campos que debilitan el sistema inmune, por lo que si se restablece el equilibrio emocional, también se restablecerá la salud.

Las flores de Bach son totalmente seguras  no crean adicción, no tienen efectos secundarios, ni riesgo de sobredosis y tampoco son adictivas. La pueden tomar embarazadas, madres lactantes, bebés, personas con sintron etc. Pueden ser utilizadas junto con otra medicación y/o otras formas de tratamiento incluyendo homeopatía, sin interferencia

Cada uno de los 38 remedios descubiertos por el Dr. Bach ayudan a equilibrar una característica o estado emocional negativo en particular, por ejemplo: el miedo, la falta de confianza, etc.


“Las flores que se describirán son beneficiosas en su acción y no provocan empeoramiento, ni reacciones ya que su efecto es para mejorar”       

– Dr. Edward Bach, 1930


¿Cómo se toman?

Se tomarán 4 gotas 4 veces al día MÍNIMO debajo de la lengua o en un vaso de agua o mezcladas con cualquier líquido. Si desea conseguir un mayor efecto puede aumentar la frecuencia de las tomas hasta que se encuentre mejor, es decir, puede tomarlas más de 4 veces a lo largo del día. Tenga en cuenta que si se ingiere dosis mayores de flores (es decir, si toma más de 4 gotas de cada vez) no se obtienen un efecto mayor.


Solicite una cita aquí.